Archive | La gente dice – Carta de lectores

Pobre Córdoba, 20 años no han sido nada

Para nuestra Córdoba, 20 años no han sido nada, al menos para darle lucha al flagelo de la pobreza. Eso pobreza_28dice el termómetro del Indec.
“Con los últimos indicadores acerca de pobreza, indigencia y otras variables parece confirmarse que tenemos nuevamente un termómetro. De acuerdo a los números que arrojan los estudios, sin duda debemos hacernos cargo de que un 30 por ciento de los argentinos viven en la pobreza.
Ya enfocando las tablas en mi provincia, se mezclan rabia y angustia por confirmar lo que vengo denunciando hace muchos años.
El índice alcanzó en el segundo semestre de 2016 al 30,3% en el país, es decir alrededor de 12,7 millones de personas. Y los mayores números de la pobreza corresponden a Santiago del Estero (44%), Concordia (43,6%), Gran San Juan (43,5%), Gran Córdoba (40,5%) y Corrientes (39,5%), mientras que en el Gran Buenos Aires el índice alcanzó al 34,6%.
Los mayores niveles de indigencia se anotaron en Córdoba, con el 10,8%; Santiago del Estero, con el 8,8; y el Gran Buenos Aires, con el 7,5%.
De la Sota-De la Sota-Schiaretti-De la Sota-Schiaretti: van 18 años y vamos hacia los 20 y no han logrado torcer el escandaloso nivel de pobreza de una de las provincias más ricas del país.
Hoy resulta que el Gran Córdoba es el tercer conglomerado más pobre del país, después de Santiago-La Banda, en Santiago del Estero, y de Concordia, Entre Ríos.
La pobreza es un tema del Gobierno nacional”, disparó, sin ruborizarse, el gobernador Juan Schiaretti, haciendo gala de una grosera impostura.
Después de 20 años, debiera el gobierno de Unión Por Córdoba (UPC) ensayar otras razones menos infantiles y superficiales para explicar el fenómeno. Pero no… sólo esgrimen tristes argumentos impotentes. No se puede defender lo indefendible.

Oportunidades perdidas

Cuando fui intendente de Córdoba, el gobernador José Manuel de la Sota castigó a la Municipalidad entregándole un peso de coparticipación. Pese a ello, y mientras De la Sota prometía obras faraónicas (por ejemplo, el nudo vial de la plaza España), nuestro objetivo era atender a los sectores menos protegidos de la ciudad. Por esa razón, la salud y la educación fueron nuestros ejes concretos.
Cinco períodos de gobierno de UPC fueron cinco oportunidades para llevar adelante verdaderas y eficientes políticas de Estado para combatir la pobreza y la indigencia. Pero no fue así.
La lucha contra la pobreza no fue el eje central de una gestión signada por el marketing , que llegó a estas tierras de la mano de Duda Mendonça, hoy seriamente implicado en el caso Odebrecht.
El rumbo de esos gobiernos estuvo signado por llevar a los pobres cada vez más lejos de las zonas centrales. Los barrios ciudades se convirtieron, prontamente, en guetos adonde fueron a parar personas desclasadas, personas que comenzaron a sentir cómo la “portación de rostros” se convertía en un problema a la hora de llegar al centro de la ciudad.
Los gobiernos de UPC se caracterizaron por escándalos que salpicaron a funcionarios cercanos al Gobierno y por obras cuya ejecución fue motivo de grandes polémicas: entre ellas, la construcción del Camino al Cuadrado y el Hotel de Ansenuza ocupan los primeros lugares.
Además, hay un dato que no debe dejarse pasar. Entre 2006 y 2008, el presupuesto asignado a seguridad aumentó el 158 por ciento, con lo que se daba por sentado que la inseguridad ya se había instalado entre nosotros y se reconocía de modo implícito que los índices de marginalidad habían crecido en la misma medida que el tejido social se deterioraba, sin que el Gobierno provincial le pusiera freno.
Para nuestra Córdoba, 20 años no han sido nada, al menos para darle lucha al flagelo de la pobreza. Eso dice el termómetro del Indec, que ha vuelto a funcionar para que sepamos en qué escalón de la escalera social estamos parados.

* Luis Juez -Embajador argentino en Ecuador; exintendente de Córdoba

Posted in Información General, La gente dice - Carta de lectores, Opinión, Sociedad0 Comments

“La cultura de la demagogia” – Por Juan Francisco Sierra

“Por una histórica falta de planificación presupuestaria y una clara sierradesvinculación a los intereses más inmediatos de cada gobierno local la cuestión de la “cultura” en Bell Ville se vuelve recurrente y aunque cambien algunos actores el debate siempre recrudece, sobre todo cuando se anuncian tiempos de cambio -que no son tales- ya que algún funcionario o funcionaria del área municipal correspondiente se aleja de su cargo.
Lo que siempre queda expuesto es una evidente desvalorización de las distintas expresiones culturales en tanto su desfinanciamiento y falta de promoción, no a instancias de un apoyo económico inmediato solamente, lo cual desde ya sería saludable y bienvenido, sino por sobre todos otros valores por la carencia de un padrinazgo oficial dirigido a buscar la excelencia, a explorar la calidad y a generar bases fuertes para que las nuevas y futuras generaciones aprecien lo mejor entre tanta propuesta insípida, propia de la sociedad líquida en la que vivimos, donde todo es lo mismo y nada es mejor que nada.
En ése marco, los debates siguen siendo ficticios en tanto se remarca la “cultura” como una entidad que contiene a todo aquél que escribe, que canta, que hace teatro, que pinta o que hace música, como si estos menesteres fueran la base de una supuesta identidad en la que, mágicamente, lo colectivo se convierte en singular y de ésa manera una sola expresión es contenedora de todas, con lo cual un músico local tendría que hacerse cargo de una poco lograda pieza pictórica de otro artista local. Es decir, demagogia barata y sin rumbo que solamente sirve para la proyección de lo mediocre en un mundo que compra cultura, pero de calidad.
En este panorama, las ansias individuales soslayan lo que en materia de “cultura” tendría que ir en primer lugar que, sin lugar a dudas, son los servicios de educación, porque son los que enfrentan -tanto en lo particular como en lo colectivo- las necesidades formativas primarias de las personas, inclusive en el arte. En este sentido, años atrás el área de la cultura municipal añadió como título y función primordial su incumbencia en la educación y es por ello que centró su accionar en los destinos de la Escuela y Banda de Música y posteriormente en la Escuela de Hipoacúsicos, atendiendo esporádicamente otros intereses educativos.
Es decir, este sector de la administración pública local se quedó ahí, no amplió funciones formativas y tampoco hubo un interés concreto de sucesivos gobiernos en ampliar los servicios educativos en un contexto regional y nacional en el que distintos procesos de provincialización y municipalización iban demandando el interés de los gobiernos locales se hicieran cargo de metas formadoras. Paralelamente se empezó a instalar las discusiones acerca del patológico desfinanciamiento de actividades culturales diversificadas, más allá de la cobertura de algunas actividades programadas anualmente como pueden ser una Feria del Libro o un cierre de curso de la Escuela de Música.
En este marco son muchas las cosas que no se han hecho o que han quedado por hacer, en el caso de admitir que hubo intentos que chocaron con el dios dinero. Por ejemplo, el estado municipal de Bell Ville tiene un competitivo coro de adultos pero carece de un coro de niños, y por qué no un coro de jóvenes, pero más grave aún es que carece de una instancia formadora para integrar una organización coral, lo cual lógicamente podría subsanarse con una escuela de canto. Lo mismo sucede con las artes plásticas o con las danzas, en donde todo se reduce a los servicios individuales que prestan algunos artistas que se animan a enseñar en forma particular en el Centro Cultural, sin que esto cuente con una cobertura programática oficial.
Ahora bien, creo que vale preguntarse por qué sucede esto en Bell Ville y por qué esto no sucede en otras ciudades y allí surge ensayar algunas reflexiones que puedan servir para posibles respuestas. Sin lugar a dudas haría falta un análisis ontológico del ser bellvillense, de la ciudad como tal y de sus tan mentadas instituciones y organizaciones civiles y oficiales que,pese a sus supuestas fortalezas, se han quedado en el tiempo, con funcionarios y dirigentes carentes de reflejos para enfrentar el mundo competitivo del hoy y del mañana y, sobre todo, con una apostasía acerca de lo que los rodea, con una notable incapacidad para descubrir diamantes en el fango. Pero, lamentablemente, ésa incapacidad se viene traduciendo en una notable capacidad para elevar a lugares excelsos a lo chabacano, lo vulgar, lo poco elaborado y a más, lo bruto, para ser más contundentes.
Recientes sucesos que afectaron a la opinión pública local me dieron la clave de lo que ha venido siendo un proceso de deterioro del buen gusto, del amor a la educación, de la formación como principal fuente de estrategia cultural. Se ha llegado a confundir, en forma deliberada, a personajes populares con oferentes artísticos y en ése cambalache hasta han caído notables y respetados formadores de opinión locales de distintos medios, como si de pronto lo que en el ayer pertenecía al mundo de lo burlesco en el presente se transformara en una cualidad identitaria local. El dolor de la pérdida transmutada en una hiper valoración de lo que ya no está mientras, en la realidad de todos los días, expresiones realmente valiosas del arte rascan la olla de ésa indiferencia social que, insisto, no es tan indiferente a lo chabacano.
Es decir, ni más ni menos que la descripción de una demagogia cultural peligrosa,en términos competitivos para la ciudad, y dolorosa, para quienes no tienen ni la experiencia ni la espalda para aguantar ésa desvalorización que, ratifico, valora lo fútil. Simplificando conceptos, no se pueden esperar conducciones culturales honrosas a nivel oficial cuando es la misma “ciudad y su gente” la que hace alarde de lo peor y reduce sus paradigmas culturales al mero entretenimiento y a la distracción. Caldo de cultivo para gestiones facilongas y lábiles ante una sociedad que no demanda y cuyos referentes se alarman, demagógícamente, ante la posible ausencia del mal gusto y la torpeza”.
Juan Francisco Sierra

Posted in Información General, La gente dice - Carta de lectores, Opinión0 Comments

Carlos Briner tiene razón. (Por Juan Francisco Sierra)

Hay cuestiones del actual gobierno municipal de Bell Ville que no francisco-sierracomparto pero si una medida surge con cierta razonabilidad considero que hay que defenderla, y tal es el caso de generar una procuraduría para el cobro de deudas que reemplace o acompañe las funciones que actualmente presta el área jurídica. Porque si hay algo que a todos nos debe rebelar es comprobar que un sector o un particular tenga la vaca atada y se vea beneficiado directa y cómodamente por su posición de ventaja. El intendente Briner cometió un error al anunciar la creación de un cuerpo de procuradores y no dar el tiempo debido a un llamado a concurso y posterior nombramiento de estos profesionales. Y peor que eso, directamente nominó a un grupo de honestos abogados para la procuración por vía directa, lo que generó las lógicas suspicacias acerca de la pertenencia política de los nuevos procuradores. Esto habilitó una discusión secundaria a la real y estratégica discusión que se le debe al erario público, que es el rol que venía teniendo el área jurídica en relación al cobro de deudas. Lo voy a ejemplificar porque además años atrás lo viví en carne propia: ¿en qué cabeza cabe que, si quiero cancelar mis deudas con la Municipalidad, además de pagar capital e intereses, aparte le tenga que pagar al o a los abogados del área jurídica por sus supuestos servicios, cuando en realidad ellos ya vienen cobrando un sueldo por la tramitación de acciones judiciales, entre otros menesteres para los cuales están contratados? A mi criterio, este accionar de algún integrante del área jurídica configura un abuso que además está contaminado por el privilegio de acceder a información personalísima que, de acuerdo a su uso, puede tranquilamente oponerse a un deudor en términos coercitivos. Desde luego que, en justificación de este accionar, se dirá que existe legislación que admite este cobro por doble vía y en este sentido nada de lo realizado por el área jurídica contradice la ley. En tal caso más vale que apaguemos la luz y cerremos todo, porque la impresión que queda es que hay un exceso interpretativo del principio constitucional según el cual a igual tarea igual remuneración. En este caso, a igual tarea doble o triple remuneración. ¡Bravo por Bell Ville! No cabe duda de que esta práctica no dá para más y si hubo una orden de que no se sigan ejecutando deudas desde hace 10 meses, felicitaciones para quien la dió, porque el área jurídica se estaba convirtiendo en una trampa cazabobos. Es importante que los abogados actualmente incorporados al área jurídica -en algunos casos desde hace varios lustros- entiendan que, si además de lograr el cobro de deudas, aparte cobraban por sus servicios, éso está mal. Como muchas otras cosas que, por inercia, continuaban ocurriendo en el municipio pese a que estaban mal. Y también es importante que en esta discusión no se meta la politiquería barata, porque el problema planteado por Briner -mal planteado a mi criterio- merece un abordaje honesto y sincero. Se deben terminar los privilegios, allí donde estén, y se tiene que actuar con justicia, no con abuso. Se debe nombrar un cuerpo de procuradores, como debe ser, por concurso, y nadie debe enojarse por ello. Son las reglas del juego para las cuales claramente está habilitado un ciudadano que arrasó en las elecciones locales del 13 de septiembre de 2015. tiene todo el derecho de fijar no solamente una nueva política tributaria, sino también una nueva política recaudatoria. Luego se deberán dar otras discusiones, como la forma de evitar los privilegios de algunos vecinos que especulan con no pagar los impuestos de sus múltiples propiedades para acceder a una moratoria que les permita abaratar sus contribuciones. Pero, sin dudas, la decisión de Briner es alentable y lo más interesante es que, bien orientada, evitaría esas raras situaciones en las que, en una misma sede oficial, uno deba pagar la deuda y al mismo tiempo pagar por un servicio privado para el cual no estaba avisado. Ahora vá a suceder lo mismo, pero uno ya sabrá a qué atenerse.
Juan Francisco Sierra

Posted in La gente dice - Carta de lectores, Opinión0 Comments

Respuesta pública al audio del Intendente de la Ciudad de Bell Ville

“Aparezco públicamente porque desde hace unos días circula un audio sin-tituloconteniendo dichos del Sr. Intendente de Bell Ville Dr. Carlos Briner dirigido a un tal (“CARLITOS”) con el que habla de mi a la que no sólo me reconoce como la titular de “un negocio, Bello Horizonte, algo asi” sino como quien le propuso una iniciativa en favor del barrio Bello Horizonte también conocido como las 82 viviendas”.
“Sr. Intendente municipal de Bell Ville Dr. Carlos Briner es esta es la primera vez que me expresaré públicamente en relación al Audio con sus manifestaciones y que desgraciadamente aún circula entre nuestro vecinos como entre quienes viven en distintas ciudades de esta provincia y del país.
Aunque con una tardanza rayana con la indolencia celebro que finalmente y aunque lo haga, ya que por encontrarse totalmente cercado por las evidencias, haya decidido aceptar su participación personal en los dichos del audio que tanto daño le viene produciendo a mi y a mi familia.
Pero también y como principal afectada, lamento decirle que no creo que sus manifestaciones publicas, ni la carta documento que me dirige sean sinceras, honestas, valientes y ajustada a la verdad real, tal como lo requerí por vía postal del pasado 06 de setiembre. Decidí intimarlo para que Ud. se pronuncie personalmente, tras leer el ambiguo y tembloroso “Comunicado Municipal” y ya cansada de tanto esperar que, de “motu proprio”, reconozca como suyos las expresiones de la grabación. Allí también le dije que en caso de insistir en que los dichos fueron “sacados de contexto y lógica” como lo afirma el comunicado oficial, me facilite la íntegra grabación que contiene el intercambio de mensajes que mantuvo con su interlocutor y me explique cual es la lógica en que semejantes manifestaciones se pueden inscribir.
Parte de su respuesta vino el día 13-09 cuando en la entrevista que le concede al periodista del noticiero Panorama del canal 2 de Bell Ville se lo escucha nuevamente faltando a la verdad, además de intentar justificarse con expresiones confusas, inexactas y con notable omisiones que parecen haber sido dichas para solo ponerle sal a las heridas.
Nos asegura que sus dichos han sido “tergiversados” lo que significa que se está forzando o equivocando el significado de sus manifestaciones. Pero la verdad es que lo que Ud. dice se entiende palabras por palabras y frase que además fueron dichas casi de corrido. Su nítida dicción y claridad de voz dicen lo que Usted dijo, lo que libremente quiso decir y que es lo que todos entendimos sin necesidad de forzar ni esforzarnos.
Por el contrario es la clara exacta e indudable interpretación de sus dichos lo que me agravia como también agravia y avergüenza a tanta gente.
Afirma también que ha sido “incluso editada”. Editar es abrir el documento informático que contiene la grabación original para alterarle el contenido recortándolo, agregándole o quitandole párrafos, frases o palabras, mediante el uso de una herramienta informática adecuada..
La suya es una “excusa técnica” con la que intenta para salir del paso sugiriendo ser la victima de una conspiración informática destinada a desacreditarlo con motivos de sus éxitos.
Quienes oímos el audio, aun ignorando las cuestiones técnicas propias de los sonidos registrados en medios digitales, advertimos que Usted crea, desarrolla y empalma frases con una naturalidad, continuidad y unidad discursiva perfectamente cohesionada y lógica sin que se produzcan o existan saltos, interrupciones o desconexiones sonoras, tampoco dejan de destellar sus insultos, injurias y humillaciones. Lo que en realidad todos oímos sin esforzarnos es a Usted diciendo lo que dice y ya no dudo representa su mas puro pensar y sentir.
En esa misma nota agregó que lo que le esta diciendo a su interlocutor está motivando por “inconvenientes atinentes a la gestión”.
Lo lamentable es que, al menos en este caso, su gestión de política vecinal consiste en darle instrucciones para que tal “CARLITOS ”
(obvia autoridad vecinal del lugar) me haga sentir que soy Yo quien necesita de Usted y no a la inversa. ¿Será ese el secreto de un autoproclamado ascenso en las encuestas?
Finalmente quiero decirle a Usted y al tal Carlitos que se tranquilicen porque no pedí ayuda personal, solo le pregunté si era posible arbolar el barrio. Lo hice como vecino, uno de tantos de esos que Usted visita o le acepta amistad de facebook cuando se acercan las elecciones. Es una pena que después nos agravie.
Cuando asumió su cargo dijo que venia a retomar el camino iniciado por Don Arturo Matterson, y recorrió, entre otros por el Dr.Hugo Leonelli y por Don Nilo Colmano. Ellos conocían tan bien la ciudad su Ciudad y su Gente que no necesitaban enviar a alguien para averiguar si en el lugar faltaban ARBOLES. También conocían a cada uno de los VECINOS. Nadie en su cabales podrían imaginarlos injuriando o ensombreciendo públicamente la vida de algunos de ellos por su postura partidaria o porque se “atrevía” a llevarle alguna propuesta, inquietud o reclamo. Le será dificil seguir ese camino. Nos ha demostrado que Ud. Señor Intendente no es de esa madera.
A mis vecinos y amigos les agradezco su afecto y acompañamiento de estos días en que venimos soportando esta desgraciada adversidad y humillación publica. También agradezco la solidaridad expresada públicamente por partidos, agrupaciones y dirigentes políticos locales. Al mismo tiempo respeto el silencio de otras fuerzas político partidarias, agrupaciones y militante que tantas veces se pronunciaron y solidarizaron frente a la intolerancia. Sabran sus dirigentes e integrantes por que se callan ante este agravio tan personal como colectivos, pero crean que mucho valoro que, al menos, no se hayan pronunciado en favor del autoritarismo.
Pero también y como principal afectada, lamento decirle que no creo que sus manifestaciones publicas, ni la carta documento que me dirige sean sinceras, honestas, valientes y ajustada a la verdad real, tal como lo requerí por vía postal del pasado 06 de setiembre. Decidí intimarlo
para que Ud. se pronuncie personalmente, tras leer el ambiguo y tembloroso “Comunicado Municipal” y ya cansada de tanto esperar que “motu proprio” reconozca como suyos las expresiones de la grabación. Allí también le dije que en caso de insistir en que los dichos fueron
“Pero también y como principal afectada, lamento decirle que no creo que sus manifestaciones publicas, ni la carta documento que me dirige sean sinceras, honestas, valientes y ajustada a la verdad real, tal como lo requerí por vía postal del pasado 06 de setiembre. Decidí intimarlo para que Ud. se pronuncie personalmente, tras leer el ambiguo y tembloroso “Comunicado Municipal” y ya cansada de tanto esperar que “motu proprio” reconozca como suyos las expresiones de la grabación. Allí también le dije que en caso de insistir en que los dichos fueron “sacados de contexto y lógica” como lo afirma el comunicado oficial, me facilite la integra grabación que contiene el intercambio de mensajes que mantuvo con su interlocutor y me explique cual es la lógica en que semejantes manifestaciones se pueden inscribir sacados de contexto y lógica” como lo afirma el comunicado oficial, me facilite la integra grabación que contiene el intercambio de mensajes que mantuvo con su interlocutor y me explique cual es la lógica en que semejantes manifestaciones se pueden inscribir”.
Andrea Rodríguez – DNI. 21906821

Posted in La gente dice - Carta de lectores, Opinión0 Comments

Carta abierta al Intendente de Bell Ville Carlos Briner

El audio que el pueblo de Bell Ville ha difundido con la velocidad de ivan vieyraun rayo, y en el cual una persona (supuestamente usted), se refiere a otras de la forma más despectiva que se pueda proferir, es un escándalo.
Sr. Intendente, Ud. fue votado por casi el 50% de los ciudadanos que el último 13 de septiembre concurrieron a sufragar. Ese casi 50% fue contundente. Ese casi 50% no sólo fue legal, sino además le otorgó una indiscutible legitimidad.
Lo legal y lo legítimo forman parte de una discusión que ha llenado páginas y páginas.
Los gobiernos de nuestras deficientes democracias liberales deben aspirar a esas dos condiciones como punto de partida de sus gestiones.
Ese audio es un escándalo, porque de ser ud. su legitimidad se pulveriza.
En persona lo saludé en los dos momentos en que triunfó sobre sus adversarios políticos; en el pequeño local de la calle Pío Angulo con motivo de imponerse en la interna de la UCR, y cuando se hizo Intendente, que fue la primera vez en mi vida que traspuse la puerta de la Casa Radical de la calle Ameghino. Lo hice porque creí en ese momento, que con ese sencillo pero simbólico gesto, aportaba algo a esa legitimidad de la que hablo.
¿Hace falta que le recuerde que desde el momento en que se conocieron los resultados ese septiembre de 2015, ud. dejaba de ser un ciudadano más, para convertirse en el responsable político máximo de esta, nuestra ciudad? A partir de esa tarde, cada ciudadano lo hubiese votado o no, tenía en ud. a quien lo representara. Cada ciudadano, lo hubiese votado o no, merece su respeto independientemente de su condición o ideas políticas.Tampoco, creo, haya olvidado que una de las propuestas más celebradas de “Cambiemos”, su fuerza política, fue zanjar “la Grieta” que nos dividía a los argentinos. Esto dependía tan solo (según decían) de recuperar los buenos modos, y dejar atrás la “crispación” que generaban los intolerantes que gobernaban el país.
Dos cosas quiero preguntarle: ¿es ud. quien dice lo que dice en esa conversación? Y si ud. admite ser quien dice eso; ¿qué piensa hacer en tal sentido?
Estas preguntas que hago públicas voy a hacérselas mirándolo a la cara, porque soy Peronista y Kirchnerista, y si ud. reconociera ser el del audio, sería por lo tanto, destinatario principal de esas intolerantes, violentas e inapropiadas expresiones.La democracia, siempre perfectible respecto de sus logros, guarda a pesar de lo que nos debe como sistema, un espacio para que cada uno de nosotros pueda expresarse en libertad. Cuidar que esto siga sucediendo, nos corresponde en primer término a quienes hemos decidido intervenir en política para mejorar las cosas que estén a nuestro alcance, no para agraviar; no para hacerles sentir a quienes representamos, todo el rigor de que “Nos necesitan…”; máxime cuando ese vecino demuestra interés por mejorar algo de su barrio, (como es el caso del audio aludido), es decir, su preocupación lo trasciende ya que no son plantas para su jardín lo que solicita, sino árboles para su barrio, que dicho sea de paso, está en “la periferia” y no en “el centro”.¿Cómo se sigue después de esto? No hay demasiadas alternativas. Una puede ser la propuesta del recordado anillo de Humberto Grondona: “Todo Pasa…”, un dejá que corra que todo se olvida.Otra posible es; “no soy yo; pruébenlo…”, tal como reaccionó el Pte del bloque oficialista del Concejo Deliberante la misma noche en que se conoció el audio.
Creo que va negarse a ud. mismo. Y creo que es la única posibilidad, ya que seguramente después de semejante situación, arriesgo que van a aparecer los árboles, la foto con la vecina mateando en su casa en señal de amistad, y alguna otra cosa por el estilo.
Si esto pasara, yo no podría dejar de pensar; ¿cuál es su verdadera versión? ¿El que hablaba sin filtro y desde las entrañas, sintiendo y diciendo que una gran parte de personas de la ciudad que gobierna son basura; el que produce audios que causan vergüenza ajena por la soberbia y desprecio por el otro; o el que sonríe y da besos a todos por igual para publicar en el Facebook Municipal?Vivo en esta ciudad desde que nací, soy por lo tanto bellvillense, entre otras cosas que me definen, como la militancia…
Quería decirle esto y esperar su respuesta.
Iván Vieyra; DNI 21906711

Posted in Información General, La gente dice - Carta de lectores, Opinión0 Comments

Se intensifica la campaña de educación vial

La Secretaría de Gobierno y la Dirección de Convivencia Ciudadana de la Municipalidad, ponen en marcha en estos cascodías un plan incentivo en procura de una educación vial que permitan solucionar los problemas que a diario padecen los vecinos por distintos asuntos relacionados con el tránsito tanto de vehículos en general como así también el referente a los peatones.
Al curso de Capacitación y Actualización para Autoridades de Control y Evaluadores Teórico-Prácticos ya en marcha, se le suman charlas en escuelas sobre educación vial.
En los próximos días comenzará la distribución de volantes que se refieren a evitar los problemas más comunes que se verifican al momento de conducir vehículos, respeto de señales viales y normas para el peatón.

Posted in Información General, La gente dice - Carta de lectores, Sociedad0 Comments

“Nunca estuvieron las 4 compuertas abiertas” (por Gabriel Minigutti)

piedras moras una compuerta abierta“Durante el último fin de semana, se generó un gran debate sobre si debía o no festejarse el 6° aniversario de Manukam en su predio del diquecito. Sin entrar en la discusión de fondo que existe entre sus propietarios y la Municipalidad, quiero referirme a los motivos que ésta última esgrimió de porque no debía festejarse allí. La Municipalidad hizo mención a los riesgos que existían por la gran crecida del río, en donde se llegó a decir (por parte de algún funcionario municipal) que estaban las cuatros compuertas abiertas del Dique Piedras Moras. Por razones particulares y de descanso, desde el jueves último me en encuentro a tan sólo 1000 mts de distancia del mencionado dique, y por mis caminatas diarias, desde el mismísimo jueves hasta hoy he podido observar su caudal y comportamiento. En ningún momento estuvieron abiertas las 4 compuertas (ver fotos), tan solo uno de ellos lo estas en estos días, y su apertura (no se puede ver bien) ni siquiera llega a la mitad de la misma. Que el primer balneario que se encuentra río abajo del dique (700 mts aproximadamente) si bien con motivo de la apertura de una de sus compuertas algunos sectores se encuentran inundados, el agua a comenzado a descender. Por eso es importante que a la información se la maneje con prudencia sin alertar y asustar a la gente, que los bellvillenses con los dos inundaciones seguidas sufrimos mucho. Por otro lado, y en el caso de que fuese cierto, que las cuatros compuertas estuviesen abiertas, y según me lo manifestará un operario del dique, deberíamos evacuar todo Bell Ville y no sólo Manukam. Me parece, que si se decide clausurar por esos motivos en espacio como Manukam, también se debería tomar alguna medida sobre el resto de los comercios, restaurantes y casas particulares que se encuentran sobre los márgenes del río y en el sector céntrico y donde los riesgos tambien existen. Por último, recientemente se constituyó un Comité de Cuenca local, en donde ya se hicieron 2 reuniones calificadas como exitosas, en donde a mi entender debería ser ese comité el que se expida sobre estas cuestiones importantes y delicadas para los vecinos de Bell Ville. De lo contrario burocráticaremos la emergencia”, afirmó Gabriel Minigutti.

Posted in Información General, La gente dice - Carta de lectores, Opinión0 Comments

Falleció pasado el mediodía el Jefe de la Departamental Unión, Comisario Daniel Giovannini

Luego de haber tenido como Jefes la Departamental Unión dos Comisarios giovanninique no pertenecían a la zona, finalmente quien ocupara el segundo lugar en la fuerza, el Comisario Mayor Daniel Giovannini, pasó a ser jefe de dicha Unidad.
La prensa destaca en todo momento la buena predisposición que mantuvo con ella, pues siempre estaba presto a ayudar y brindar la información que le competía, manteniendo un profundo respeto con la misma.
Hoy sábado, lamentamos su partida a los 40 años. Un infarto fulminante se lo llevó sin siquiera poder llegar a ser atendido en Villa María. Los esfuerzos de los médicos fueron infructuosos.
Oriundo de Ballesteros, en su “día franco”, mientras el servicio no lo llamara, había arreglado una canilla en su domicilio y luego habló con informabellville sobre un caso reciente.
Es por ello esta desazón e impotencia. Fue un ferviente compañero en la lucha contra la Violencia de Género, siempre atento a dar una mano cuando se le requería en tan delicado tema.
Gran Policía de la Provincia, gran Comisario, gran padre de dos niñas, esposo y compañero.
Sus restos son velados en Ballesteros. Una persona íntegra que merece el mayor de los respetos, pues así se ha comportado con todos.
Al ser esto tan reciente, aún no se sabe como continuarán los cargos en la jefatura de la Departamental.

Posted in Información General, La gente dice - Carta de lectores, Opinión, Sociedad0 Comments

Dejó de Existir el empresario Roberto Fuglini

Hoy falleció en Córdoba, mientras se lo trataba de una enfermedad, el fugliniconocido empresario bellvillense Roberto Fuglini.
Desde hace muchos años, Fuglini volcó sus esfuerzos a la consolidación de su fábrica de balones e indumentaria deportiva, llevando a la marca Dalemas a ser conocida en plano nacional e internacional.
Fuglini, junto con sus hijos, logró conformar la colección de balones de fútbol más grande del mundo, a punto tal que fue incluida en el libro Guinness de los récords.
Años atrás también se destacó como dirigente deportivo.
Gentileza: Panorama

Posted in Información General, La gente dice - Carta de lectores, Opinión, Sociedad0 Comments

“Nunca más inundaciones en Bell Ville”…….(Por Carlos Pereyra)

Carta de lectores enviada por Carlos Pereyra, la que bell-1 (Small)reproducimos textualmente:
“Por dos años consecutivos la ciudad de Bell Ville ha sufrido inundaciones cada vez mas graves y se avecina para 2016 una peor, si no se trabaja en serio sobre el río que cruza la ciudad.
No se debe engañar a los vecinos y autoridades mirando para otro lado, buscando culpables o buscando soluciones en otros lugares y no aquí.
Si lo que queremos es buscar culpables, pues ellos están aquí.
Almafuerte no tiene la culpa, Piedras Moras tampoco, fue un dique regulador creado hace mucho, cuando el clima era otro y los promedios de lluvias en la cuenca alta y baja eran otros. Pero el clima fue cambiando de a poco y hoy los promedios de lluvias quintuplican a aquellos, y por eso el dique no puede regular mas, porque fue construido para un promedio de agua y hoy haría falta otro dique, lo que es algo hoy imposible y llevaría mucho tiempo en construirlo…además, ¿donde?
Entonces señor intendente Iperico, es su turno de hacer algo Y TIENE QUE HACERLO USTED, y no se trata de dejar bolsas de arena, el pueblo lleno de tierra y unas bombas. Eso es ridículo y rayando a la burla. Tanto usted como toda su gente se deben poner a trabajar, porque en 20 años no hicieron nada en el río, y allí todo está mal y fuera de la Ley, porque encajonaron el río y permitieron que algunos hicieran casas con patio a sus orillas, lo que no esta permitido, dado que la Ley dice que sólo se puede edificar a 200 metros del cauce. Tampoco le eche la culpa a Hidráulica hoy Recursos Hídricos, porque ellos no va a hacer nada por su cuenta. Todo el río que pasa por una ciudad es competencia de la Municipalidad su mantención y control.
La misma Carta Orgánica lo dice.
Se que ustede Iperico, quiere caminar tranquilo para el 2016, también se que usted no quiere que haya otra inundación.
Sólo tiene un problema, ni usted ni su gente saben como hacer; es por eso que le quiero aportar algunas sugerencias que me lo permito hacer por mis mas de 30 anos trabajando sobre desastres naturales y estudios y comportamiento de los ríos. ES UN MEGA TRABAJO, pero le garantizo que no tendrán mas inundaciones, pero no sólo le digo lo que hay que hacer sino también como financiarlo:
1) se busca la colaboración de Recursos Hídricos de la Provincia, que no tendrá ningún problema en facilitarles las maquinas necesarias y personal, con sólo el cargo de viáticos.
2) Para los meses de junio y julio se solicita que se cierren las compuertas de los diques, para que el río quede con un mínimo caudal, para así poder trabajar.
3) Se inicia con un trabajo de limpieza del río y su costa, de ramas, arboles caídos y a medio caer, en todo el curso del río que cruza la ciudad.
4) Una vez sacado todo eso, se inicia un dragado del cause en toda su extensión, de un metro de profundidad, a los efectos de dejarlo mas profundo, limpio y con una corriente de agua rápida; y si es posible y seria mucho mejor sacar el puente Frondizi y reemplazarlo, y si no se quiere sacar dicho puente, 100 metros antes y 100 después, dragarlo allí a 2 metros de profundidad.
INTENDENTE IPERICO, AUTORIDADES, PUEBLO DE BELL VILLE, SI SE HACE ESTO NO TENDRÁN MAS INUNDACIONES, SE LOS ASEGURO.
Ahora como financiarlo: una alternativa es con fondos propios (porque aunque aparente mucho costo no lo es) o con ayuda de la Provincia y/o Nación. Y otra alternativa es solicitar un crédito (hay que hacerlo ya) al BID Banco Interamericano de Desarrollo, que esta para asistir en temas referentes a desastres naturales, otorgando créditos y con 5 años de gracia. Sus oficinas están en Buenos Aires y tengo la dirección dado que yo estuve allí por Villa la Angostura, a quien le concedió un crédito muy importante; sólo deben intentarlo.
Bien, la alternativa esta presentada, sería bueno que esto circulara por toda la redes sociales y medios de la ciudad, para que todos sepan que hay un modo de evitar futuras inundaciones y que de una vez por todas las autoridades se pongan a trabajar en serio sobre el río, y no se olviden el problema está aquí y no en otro lugar; no soy de este pueblo, pero quiero colaborar y que mis conocimientos les sean de utilidad”.
Carlos Pereyra
DNI 10.659.461

Posted in La gente dice - Carta de lectores, Opinión0 Comments

Canal 10. Una periodista dedicada a la prensa amarilla

Nota de editorial RIOrespecto a un video publicado por Canal 10 de Córdoba Capital, donde una periodista, traída seguramente por un militante político, a realizar una nota en Villa Carlitos, una de las zonas más anegadas de Bell Ville, donde, en forma anónima, un grupo se a anexado a trabajar junto al grupo “Nubes Viajeras”, el que siempre estuvo apuntalando esa zona en las buenas y en las malas.
Ahora mi pregunta es, ¿hasta donde es capaz una periodista de realizar una nota de semejante magnitud amarillista? Había zona seca donde realizar la nota, sin embargo, fue hecha en el peor lugar. Pero no sólo eso, sino que niños fueron expuestos a adquirir cualquier tipo de enfermedad caminando por el agua contaminada, a fin de ser filmados. No importa si adquieren leptospirosis, si son picados por víboras o alacranes o víctimas de cualquier enfermedad. ¿Alguien la envió? Pues no creo haya venido por su propia voluntad ni enviada por el canal sin que se la llamara para realizar la misma.
La periodista, que a mi modo de ver deja mucho que desear como tal, induce a las personas a contestar las preguntas para las que fue enviada.
Se encontraban en el lugar personas que no pertenecen a Villa Carlitos, los que opinaban como si fueran oriundos del lugar y dueños del mismo. Todos los niños y mujeres fueron evacuados…entonces….¿qué hacía el niño que caminaba por el agua mientras era filmado?……
Para quienes vean el video completo, hay lugares secos donde realizar la nota….sin embargo fue hecha en el peor lugar.
Se ve al Secretario de Salud hablar con Iván Vieyra en tierra firme. Me consta que los habitantes de dicho barrio están siendo totalmente contenidos y nada les falta. Lamentablemente han sufrido la inundación, lo que escapa a todos. No estoy involucrando a ningún precandidato a la intendencia, sino a la supuesta periodista.
Los hombres que han quedado cuidando sus casas, lo han hecho por su propia voluntad. El resto, mujeres y niños han sido evacuados al Polideportivo del Club Bell, donde son asistidos física y psíquicamente, además de recibir el alimento diario y la recreación necesaria, ya que el tiempo de descenso de las aguas será prolongado.
Se me podrá tildar de muchas cosas como periodista, menos de ser amarillista.
No niego la situación de Villa Carlitos es una de las más anegadas, pero sí defenderé el accionar de los servidores públicos, donde el área de Salud Pública Municipal realizó tareas de terreno vacunando y brindando desde el municipio todo lo necesario, tanto comestible como agua mineral. No se han tenido que autoevacuar, sino que han sido evacuados y están resguardados. Esto no minimiza la pérdida de sus hogares con todo lo que tienen adentro. Quienes han quedado, ha sido por decisión propia. La Periodista ni siquiera dejaba terminar de hablar a quienes intentaban dar su opinión positiva, derivándola para la que ella quería, la negativa, que es el morbo que a la mayoría le gusta escuchar. Lamentable situación la de este equipo, pues la seguridad se les ha brindado y lo digo con conocimiento de causa.
No comulgo con ningún partido político y quienes me conocen lo saben, sólo estoy con el que hace…..Así no…..En el periodismo existe una palabra que se llama “ética”. No pensé sinceramente Canal 10 fuera prensa amarilla, pero así quedó demostrado en este video, al menos con esta “periodista”.
Mariana Fresco
DNI: 10.765.950
Editora Responsable de www.informabellville

Posted in La gente dice - Carta de lectores, Noticias Destacadas, Opinión, Vídeos Destacados0 Comments

“El paraguas del Estado”. Por el arquitecto José Bianchi

El temporal y sus terribles consecuencias para muchas familias no arq. bianchisólo ponen de manifiesto la inmensa solidaridad de nuestra gente, sino también nos tiene que llamar a la reflexión ciudadana respecto a cómo está preparada nuestra ciudad para hacer frente a las contingencias climáticas.
Nuestra ciudad fue pensada en épocas donde llovía menos, teníamos menos habitantes, se generaba menor volumen de basura. Hoy asistimos a un cambio climático global y Córdoba no es una isla que no será afectada por las tormentas que, todo indica, tienen y tendrán mayor frecuencia e intensidad.
La ciudad necesita un nuevo sistema de drenaje, ampliar la red de desagües pluviales para que puedan contener un mayor volumen de agua, un manejo profesional y eficiente de los residuos que hoy tapona las bocas de tormenta, mejorar los niveles de absorción del suelo con un nuevo plan de forestación urbana.
Tormentas como la que sufrimos en este tiempo en nuestra ciudad y otros pueblos cercanos desnudan también la vulnerabilidad habitacional en la que se encuentran los sectores más pobres de nuestra sociedad. Es sabido que una vivienda hecha con materiales como chapa, cartón o plástico, sin una adecuada aislación es frágil ante las inclemencias climáticas y sus moradores estuvieron, están y estarán expuestos a sufrir el deterioro o la perdida de su inmobiliario, electrodomésticos y otros objetos personales. El agua se lleva puesto a los pobres y esa es una triste realidad que solo después de la tormenta los gobiernos locales vuelven a ver.
La exclusión territorial obliga a muchas familias a asentarse en la vera de los ríos de Córdoba, espacios que como hemos visto, implican riesgos reales. Estas familias no eligen individual y libremente donde vivir, no se sientan a ver el folleto con la nueva oferta de condominios o urbanizaciones privadas. Es la única posibilidad que estas familias pobres tienen de asentarse en los márgenes de la periferia urbana.
Frente a esta situación no existen soluciones mágicas ni a corto plazo. La única respuesta es que comencemos a planificar la inclusión, la mejora habitacional, el ambiente, que regularicemos los loteos y que los terrenos públicos no sean vendidos al mejor postor del desarrollo privado.
Debemos repatriarnos a nosotros mismos en tanto habitantes de una ciudad, generar nuevas posibilidades de viviendas sociales, programas para la mejora habitacional de las familias con menos recursos.
Debemos encarar con decisión política la inversión en mejoras de infraestructura sin importarnos que el corte de cinta lo haga otro intendente en otra gestión. Esto es pensar el Estado y el gobierno local, como un inmenso paraguas protector de los derechos y promotor de la inclusión de las familias que habitan nuestra ciudad.
* Arquitecto José Bianchi

Posted in La gente dice - Carta de lectores, Opinión0 Comments

“Lo que hay que hacer”. Por Alberto Medina Méndez

Es muy frecuente escuchar esta arrogante frase en estos tiempos. Casi medina mendeztodos los ciudadanos, de uno u otro modo, tienen la tentación de convertirse en ese consejero universal capaz de señalar las líneas de acción sobre las que la sociedad toda debería trabajar para su progreso.
No es que esa posición en sí misma sea incorrecta. Es saludable que la gente se interese en lo que pasa, le preocupe genuinamente lo que ocurre a su alrededor e impacta en sus vidas. Es útil tener un diagnóstico propio respecto de lo que sucede y animarse a sugerir diferentes caminos posibles.
Todo se complica, y mucho, cuando esa postura es escoltada por una conducta individual ambigua. No es que la gente no pueda, o no deba opinar. Es muy bueno que así sea. El dilema comienza cuando ese análisis agudo no está en sintonía con la labor cotidiana. No sirve demasiado decir “lo que se debe hacer” si eso no viene de la mano de un compromiso personal intransferible que conduzca a la concreción de esa anhelada visión.
Los problemas que se enfrentan a diario no precisan solo de un acertado diagnóstico y una elaborada orientación sobre los pasos a seguir. Es imprescindible también, que esa misma gente, esté dispuesta a pasar a la fase de implementación y pueda protagonizar esa etapa.
Sin embargo, en los últimos tiempos, la apatía imperante y cierta inocultable abulia ciudadana, han dado nacimiento a una perversa postura, que demuestra elevados niveles de contaminación cívica y poco ayudan.
Se trata de la aparición de una generación de opinadores seriales que se quedan siempre a mitad de camino. No solo no pasan a la acción, sino que aspiran a instruir al resto sobre lo que deberían hacer por el bien de todos, aunque no están dispuestos a mover un dedo para que ello suceda.
No sólo pretenden dar las órdenes, sino que además esperan que la multitud los siga como rebaño, y si no lo hacen a su manera, se ofenden como si fuera un deber que todos comprendieran y acataran sus mandatos.
Este gesto social crece permanentemente. Se visualiza fácilmente cierto nivel de autoritarismo no asumido que preocupa. Muchos de estos personajes que opinan, esperan un apoyo irrestricto. Se incomodan porque no obtienen los recursos suficientes para emprender su mesiánica causa, porque los dirigentes políticos no toman nota de tan brillantes ideas, ni los ciudadanos se entusiasman frente a ese apasionante sendero propuesto.
Tal vez, la tarea pasa por entender que si se desea fervientemente que algo suceda, se debe poder tomar las riendas del asunto y hacer algo concreto al respecto. Y no es que no se pueda opinar si no se hace algo. Es que no es razonable decidir que no se tiene tiempo, ganas o habilidad para un objetivo, y esperar que el resto asuma ese deber moral de hacerlo.
Se debe reflexionar profundamente sobre esta cuestión con absoluta honestidad intelectual. Todos tienen derecho a pensar y a decir lo que sea. También a emprender los proyectos en los que creen férreamente. A lo que no se tiene derecho es a pretender que los demás tomen las causas propias como eje de sus vidas y las ejecuten del modo que otro ha diseñado.
Como en la vida misma, si alguien cree en algo, tiene la responsabilidad de intentar que se haga realidad, pero no puede esperar que los demás lo conviertan en su meta vital.
Si esta premisa se comprendiera, probablemente la sociedad dispondría de más proyectos interesantes, de mayor cantidad de personas con ganas de gestar el cambio. Por ahora, solo existe mucha gente opinando, muy pocos haciendo lo correcto, y una inmensa cantidad de individuos frustrados, porque el mundo no hace, a su manera, lo que ellos sueñan para los demás.
Es bueno saber “lo que hay que hacer”. Es positivo tener infinitas ideas disponibles. Algunas serán contrapuestas y otras complementarias. Lo que se debe poder abandonar, es la despótica e insolente actitud de pretender que el resto haga lo que individualmente no se está dispuesto a encarar.
Si se aspira a contar con apoyo masivo y el acompañamiento de miles de ciudadanos y que esas ideas personales se plasmen en la realidad, pues habrá que tener la determinación suficiente para liderar ese proceso, y tener las agallas para invertir tiempo, trabajo y dinero en ese sueño propio.
Si semejante pasión no es suficiente, si la convicción no alcanza, pues habrá que asumir que no es demasiado importante y entonces apelar a la humildad necesaria para dejar vía libre a los que tengan esa decisión.
Es una enorme virtud proyectar. Es muy conveniente y provechoso opinar. Muchos insisten en que saben “lo que hay que hacer”. Pues entonces, tendrán que tomar la determinación de hacer lo necesario, de alinear discurso y acción, o de sumarse a los que están en el itinerario más cercano. Pero lo más trascendente es aprovechar esta excelente oportunidad de abandonar la mezquina actitud de imponer al resto una agenda, a la que no se está dispuesto a invertir esfuerzo personal. No es moralmente correcto pedir a los demás que hagan lo que uno no tiene el coraje de llevar adelante. Es indispensable sincerarse. Y sobre todo asumir las propias debilidades con gran hidalguía.
* Alberto Medina Méndez
albertomedinamendez@gmail.com

Posted in La gente dice - Carta de lectores, Opinión0 Comments

La mujer indefensa, luego inerte….. (Por Osvaldo Etrat)

Carta de Lectores:
“Nora Dalmasso fue encontrada ahorcada en su chalé de Villa Golf, barrio privado de Río Cuarto el 26 de noviembre de 2006, y hasta el día de hoy el crimen continúa sin resolverse.
Inclusive el fiscal de la causa, Javier Di Santo, en algún momento confesó a la prensa su impotencia para dilucidar quién o quienes la asesinaron, en una trama en la que se barajaron móviles tales como los negocios, la política y cuestiones sentimentales.
Hasta llegó a ser sospechado el hijo de la víctima, Facundo Macarrón o un ignoto pintor al que la comunidad de Río Cuarto rápidamente tildó de “perejil”.
Este hecho, ocurrido hace más de 8 años, fue el que más repercusión tuvo en el nivel nacional, pero es en el centro y el sudeste de la provincia de Córdoba, donde la violencia de género se manifiesta con su cara más rotunda, con dos casos emblemáticos que están en las sombras del enigma y que ayer cobró otra vida joven.
Fue en la ciudad de Marcos Juárez, donde Valeria Borgiani, de 31 años, fue presuntamente acuchillada por su ex pareja Gabriel Consol, con quien tenía un hijo.
La joven, que se desempeñaba en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la vecina comunidad, había roto con su presunto matador debido a los enfermizos celos que hacían extremadamente difícil la convivencia.
Es el segundo caso en poco más de un mes, ya que, como se recordará, hace justamente una semana fue hallada muerta a la vera de la ruta 8, la joven de Canals, María Eugenia Villafañe, quien había faltado de su hogar desde el 11 de diciembre de 2014.
Por este hecho, se encuentra detenido Walter Aragallo, comerciante y ex concejal canalense de 40 años, a quien se vinculó sentimentalmente con la víctima e inclusive se sostiene que es padre del último de los cinco hijos de la mujer.
La autopsia determinó que Villafañe pereció como consecuencia de siete puñaladas, por la que la justicia amplió la imputación a Aragallo, ahora presunto responsable de homicidio con alevosía y ensañamiento.
Pero hay otros dos casos que aún permanecen en el mayor de los misterios; el más antiguo tuvo como víctima a Mariela Bessonart, una mujer que desapareció como por arte de magia en Villa María el 28 de setiembre de 2005.
Bessonart, estaba separada de Rodolfo Delpino con quien tuvo tres hijos, y la última vez que se tuvo noticias de ella, fue cuando el hombre presuntamente le encargó unos trámites en la zona céntrica villamariense para que luego –literalmente- se la tragara la tierra.
Delpino estuvo un año preso, imputado por privación ilegítima de la libertad, pero la causa judicial relativa a Mariela no avanzó nunca.
Otra Mariela, en este caso Bortot, salió a caminar por las afueras de Inriville, departamento Marcos Juárez el 25 de enero de 2014 y a casi un año de ausentarse de su hogar, permanece también desaparecida.
Por este hecho fue detenido en su momento Jorge Antonio Orellano, encargado de seguridad de los campos del intendente local Marco Rodrigué, quien estuvo cinco meses preso y aunque continúa imputado, el suceso parece tomar el mismo camino que los vividos por Dalmasso y Bessonart.
En nuestra ciudad, el hecho más resonante de violencia de género, fue el femicidio de Tamara Ceballos, joven mujer golpeada y luego ahorcada por su ex pareja Lucas Sebastián Lomello el 4 de abril de 2014.
Luego de solo dos días de audiencia, el 4 de noviembre pasado. la Cámara del Crimen de Bell Ville, con la participación de jurados populares, lo condenó a prisión perpetua por homicidio calificado.
Es realmente llamativo y debe preocupar a toda la sociedad, el grado de indefensión que vive la mujer, como también es una desoladora realidad la falta de algún mecanismo preventivo.
Como puede apreciarse es abrumadoramente superior el número de crímenes contra mujeres que contra hombres. Es una realidad. La sociedad en su conjunto, tiene la palabra”.
Osvaldo Etrat – Periodista

Posted in La gente dice - Carta de lectores, Opinión0 Comments

«No es verdad que las personas Trans vayamos a cobrar 8 mil pesos»

Carta de lectores:
“Desde hace unas semanas se ha instalado en la sociedad la falsa idea que las personas trans (vulgarmente llamados travestis) van a cobrar un subsidio de 8 mil pesos. Es falso.
Pero más a allá de la falta de verdad que contiene esa información y a pesar de que en algunos medios fue aclarado el asunto, la información sigue circulando de boca en boca, provocando rechazo, rozando la homofobia.
Lo primero que hay que decir es que existe un proyecto presentado en el 2012 por la legisladora de la ciudad de Buenos Aires por el Frente para la Victoria, María Rachid y que consiste en subsidiar a las personas trans de más de 40 años con una suma de $2.400 y todavía es proyecto, ya que permanece en comisión y no se ha tratado en el recinto.
Yo como referente de los derechos a la diversidad sexual y a la identidad de género, “Laura Quiroga”, afirmo que no es verdad que vayamos a cobrar esa suma de dinero y les explico que no hay que olvidar que se trata de personas que viven un alto grado de vulnerabilidad, que son excluidos, discriminados y cuya expectativa de vida no supera los 40 años y casi todos padecen VIH – Sida. Cada año que pasa, enterramos 3 o 4 compañeros. Creo que por tratarse de personas en este estado de vulnerabilidad, tenemos derecho a ser incluidas y recibir un tratamiento adecuado.
Avalando de esta manera el proyecto inicial del subsidio de $2.400 buscando ejercer sus derechos como ciudadanos y a quien por $8.000 se haría “Travesti”, le digo que yo le doy los $ 8.000.- para que se ponga una pollera y trate de vivir como una persona trans durante un tiempo, todos los días, ir al trabajo, ir a estudiar, salir o hacer compras y vivir la discriminación social y la represión policial que vivimos nosotras, y después de esos días volvemos a hablar.
En realidad, somos un grupo minúsculo, unas 25 mil personas trans en todo el país, que según las encuestas no logramos vivir más de 45 años, creemos que el costo económico que le puede representar al país no es significativo, es cuestión de hacer cuentas nomás.
Es una forma de reparación hacia las personas que con una corta esperanza de vida sufren marginación y violencia. Como les decía, las personas trans tienen un promedio de vida entre 35 y 40 años, producto de la extrema marginación, son excluidos de sus hogares, del sistema educativo y de salud, más del 90% ejerció durante toda su vida el trabajo sexual, no tiene otra experiencia laboral.
Hay que dar una batalla cultural para revertir muchos prejuicios de la sociedad, el objetivo es la inclusión real, queremos un trabajo, no vivir de un subsidio. Es un último recurso para las casos donde las políticas públicas no sean suficientes para resarcir tantos años de violencia vivida”.
Quiroga Laura Victoria (DNI 32.921.134)
Referente de ATTTA (Asociación de travesti, transexual y trangénero de la Argentina) por el Departamento Unión.

Posted in La gente dice - Carta de lectores, Opinión, Regionales, Sociedad0 Comments

Otra perspectiva sobre el soborno (Alberto Medina Allende)

Carta de lectores por Alberto Medina Allende
“Una mirada excesivamente moralina suele aparecer cuando de sobornos se trata. Los que alzan la voz, las más de las veces con una enorme hipocresía, despotrican contra las prácticas corruptas e intentan explicar el fenómeno desde lo estrictamente ético.
Una reciente encuesta realizada entre hombres de negocios en un tradicional foro empresario, confirmó que poco menos de la mitad de los consultados manifestó que no sería censurable un acto de esta naturaleza.
Si bien el muestreo contempla matices en esa mitad de los entrevistados entre los que dicen que esa sería una situación aceptable solo en casos extremos y los que afirman que nunca sería un acto condenable, lo que preocupa finalmente no es esa porción, sino la elevada cuota de falsedad de la otra, esa que se espanta frente a esta realidad, ocultándose, negándolo y hasta repudiando conductas habituales propias en lo cotidiano.
La corrupción, en cualquiera de sus grados, tiene un origen concreto y su resolución no pasa ni por aterrarse, ni por negar su existencia. Una de las claves del asunto tiene que ver con que la sociedad toda, frente a situaciones como estas, se coloca, con absoluta ausencia de autocrítica, en una posición repleta de incongruencias y cargada de prejuicios.
Son muchos los ciudadanos que defienden la vigencia de aquella creencia que dice que para que exista un cohecho se requieren dos actores, el que cobra y el que paga. Esa visión pretende, intencionadamente, quitarle responsabilidad al funcionario que solicita el pago de dinero a cambio de un favor. Lo plantean como si fuera una cuestión menor e intrascendente.
Con inusitada virulencia se inculpa con fuerza a quien está dispuesto a pagar a cambio de un beneficio irregularmente otorgado. Es solo en ese caso en el que se califica al protagonista como una persona corrupta. Para esa caricaturesca descripción, ese privado, ese particular es alguien que incita al ingenuo y desprevenido funcionario estatal a cometer un delito en el que no desearía incurrir, pero que dadas las circunstancias no tiene otra salida más que aceptar de mala gana y con culpa semejante despropósito.
Lo habitual es que este tipo de razonamientos surja de gente que reivindica, desde la derecha autoritaria a la izquierda socialista, el protagónico rol del Estado como contralor de la vida ciudadana, despreciando el papel de los individuos y el empresariado genuino en el desarrollo. Se trata de personas que atacan ideológicamente al capitalismo y descreen de sus bondades.
Es frecuente que quienes critican en los demás estas conductas sean los mismos que en su vida cotidiana, evaden impuestos, utilizan tecnología sin pagar licencias, fotocopian literatura y contratan servicios de personas sin registrarlas. Son los cultores de la doble moral de este tiempo.
La corrupción forma parte de la realidad y está presente de diversas formas en la vida terrenal. En el mundo empresario, como en todas las actividades, se puede encontrar a aquellos que disponen de un comportamiento ético, progresan asumiendo riesgos y compiten en el mercado ofreciendo talento.
Pero no menos cierto es que otra importante cantidad de personas viven a la luz de negocios espurios, de prebendas estatales, de privilegios otorgados desde las sombras del poder. Obviamente esos individuos obtienen sus ingresos gracias a la influencia circunstancial de empleados que trabajan para la sociedad desde el Estado y que con atribuciones desmedidas más una absoluta discrecionalidad, deciden los destinos de esos fondos.
Es peligroso generalizar, pero más hipócrita es hacerse el distraído y hacer creer a los demás que la corrupción incluye a unos pocos cuando la realidad muestra a diario exactamente lo contrario. En todo caso, la tarea consiste en entender lo que sucede y asumir las verdaderas implicancias de defender ciertas ideas. Un Estado grande en el que los funcionarios tienen atribuciones inmensas gracias a regulaciones impulsadas inocentemente por personas que creen en las benevolencia de sistemas intervencionistas, solo genera más corrupción y de eso también hay que hacerse cargo.
Cuando alguien “puede” pagar por un favor a un funcionario, es porque previamente alguien creó un texto legal que lo habilita. Nadie abona dinero extra por algo que no resulta necesario. Cuando el Estado exige requisitos, allí nacen los sobornos. Sin regulaciones, simplemente, eso no sería posible.
Son los votantes y sus ideas políticas, los que han generado esta dinámica interminable de múltiples controles e infinitas regulaciones. Son esas normas, esa excesiva burocracia estatal, la que multiplica los hechos de corrupción. Allí está la causa y no en la falsa moral que se pretende de los demás cuando en la vida propia se hace algo demasiado parecido.
No se resuelve nada con retórica y voluntarismo moral. El problema no es que la mitad de los empresarios reconozcan que están dispuestos a cometer cohecho, sino que la otra mitad no asuma que también lo hace. La solución pasa por comprender lo que ocurre, eliminar la inmoral burocracia, los excesos regulatorios y terminar con la cultura de pretender controlarlo todo.
Sin esa acción decidida todo seguirá igual y los políticos continuarán creando normativas, porque ellos sí saben como se consiguen recursos adicionales con esa modalidad. Por eso estimulan estas ideas, para poder crear reglas que les permitan utilizarlas para su provecho personal.
Para que un inconveniente no encuentre solución precisa de un diagnóstico equivocado. Si la evaluación de la situación es errónea, las chances concretas de resolverlas son nulas. Es por eso que no hay que cometer el infantil error de quedarse con la mirada simplista de observar las consecuencias de los hechos, sino en todo caso, si se está disconforme con el presente, comprender como funciona todo y actuar sobre las verdaderas causas que lo originan. Solo así se puede cambiar la historia. El resto es solo una versión más del cinismo contemporáneo”.
Alberto Medina Méndez
albertomedinamendez@gmail.com

Posted in La gente dice - Carta de lectores, Opinión0 Comments

Xenofobia. Otra vez la hipocresía (Por Alberto Medina Méndez)

Carta de lectores de Alberto Medina Méndez:
“Un reciente anuncio oficial cargado de un alto contenido demagógico, propone expulsar con celeridad a los extranjeros que cometen delitos.
Promete ser el nuevo ícono del nacionalismo doméstico, ese que defienden tantos, desde diversos extremos ideológicos. Es increíble que un país que ha sido poblado mayoritariamente por quienes vinieron desde otras naciones, tenga hoy la osadía de aborrecer a quienes han decidido ( como sus propios abuelos ) elegir este lugar para construir el futuro de los suyos.
Es difícil comprender tanto odio, rencor y resentimiento hacia aquellos cuyo único pecado ha sido nacer en ciudades diferentes a las propias. La calidad de un ser humano, su hombría de bien, sus valores, no dependen de modo alguno del ámbito geográfico en el que ha dado sus primeros pasos.
La despreciable actitud de los que clasifican a los individuos según su lugar de nacimiento, muestra una forma de concebir el mundo. Se puede y debe repudiar el delito, la apropiación de lo ajeno, el ataque a la libertad o a la vida y la integridad física. Pero encasillar a la gente según su nacionalidad, es un síntoma de la creciente degradación moral de una sociedad.
Lo más patético frente a esta cuestión es la hipócrita postura de esos que alientan la deportación de extranjeros frente a delitos no probados, con sumarios abreviados sin garantías procesales indispensables.
Aunque no lo reconozcan, cuando se refieren a “los extranjeros”, solo piensan en bolivianos, paraguayos, uruguayos, peruanos o brasileros. Es que no solo rechazan al forastero, sino que tienen una carga discriminatoria adicional, que mezcla cuestiones étnicas, raciales y prejuicios sociales, una letal combinación de fobias imposibles de justificar con seriedad y sensatez.
Sus “extranjeros” no son daneses, australianos, canadienses, japoneses o franceses. No lo admitirían, pero el extranjero al que se refieren pertenece a una casta inferior, un subhumano. Es lo que creen, pero ni siquiera tienen el coraje de defender su verdadera posición, mostrando entonces otro de sus detestables costados, el de la deshonestidad intelectual.
No son capaces de defender sus ideas con valentía. Saben que el odio no es un valor sustentable y entonces disfrazan su visión xenófoba detrás de razonamientos elaborados que pretenden presentar con suma inteligencia.
Dicen que la sociedad no debería solventar los cuantiosos costos carcelarios que se derivan de enviar a prisión a los extranjeros que delinquen, justificando así la deportación como una solución ingeniosa. Resulta bastante extraño que les incomoden esas erogaciones pero no tengan la misma vehemencia a la hora de repudiar la corrupción estructural de sus compatriotas, al punto de apoyar a esos indecentes dirigentes en las urnas.
Ni siquiera desde lo pragmático resulta razonable apoyar semejante dislate. Si una persona comete un crimen debe responder por ello y eso implica que luego del proceso judicial que lo condene con las pruebas suficientes, es necesario que cumpla con las penas establecidas. Desterrarlo por ser extranjero en un procedimiento reducido, en definitiva bajo un proceso inadecuado, es deambular entre dos riesgosas situaciones. Una posibilidad es la injusta inculpación anticipada, la otra es premiar la criminalidad expulsándolo y evitando entonces que cumpla una pena por sus fechorías.
Las fronteras son solo un invento del hombre, absolutamente artificial y discrecional, que transita a contramano de la naturaleza. Los individuos viven en ciudades, por eso son ciudadanos. Habitan territorios delimitados por la lógica que propone el devenir espontaneo de sus comunidades.
La creación de las naciones, y su producto derivado más exacerbado, el de ese nacionalismo patriotero, le han hecho un escaso favor a la conformación de sociedades pacificas, constructivas y armónicas. Solo han logrado hasta ahora promover enfrentamientos, guerras, divisiones y resentimientos.
La incoherencia es una de las claves de este asunto. Algunos que dicen defender libertades, son los primeros en pretender diferencias jurídicas entre los nativos locales y los foráneos, apoyando leyes como estas que se proponen. Del otro lado, los supuestos “progres”, esos que dicen resguardar los derechos humanos, son los que luego piden normas proteccionistas para la industria nacional atacando a todo lo que provenga de afuera.
Es evidentemente que son demasiados los que tienen un gran desorden de ideas. Sus inconsistencias son muchas y sus argumentos se acomodan según sus sentimientos y no en función de una visión racional y equilibrada.
A la incoherencia se le suma una constante hipocresía en esto de justificar posiciones. A estos personajes los mueven pasiones, los moviliza ese conjunto de abominaciones viscerales y desde una mirada emocional, construyen ciertas tesis solo para disimular. Saben que el odio no puede ser exhibido como algo positivo y entonces tratan de intelectualizar premisas para no quedar tan descolocados.
La xenofobia es un sentimiento detestable. Los que odian a los extranjeros no lo reconocen con sinceridad e intentan camuflar sus ruines sensaciones. Ellos saben de su indigna conducta, pero la misma debe ser considerada solo como una renovada versión de la más absoluta hipocresía e inconsistencia del pensamiento contemporáneo”.
Alberto Medina Méndez
albertomedinamendez@gmail.com

Posted in La gente dice - Carta de lectores, Opinión0 Comments

Bell Ville podría tener el 100% cordón cuneta, una obra que esperan los vecinos

Carta de lectores de Gabriel Minigutti
Bell Ville podría ser una de las pocas localidades no solo de la provincia de Córdoba sino de interior del país de poder contar con el 100% de cordón cuneta y sumarse de esa manera al casi 100% de cobertura que tenemos de otros servicios como el agua y cloacas. Bell Ville podría ser un ejemplo de progreso e inclusión en materia social con el 100% de cordón cuneta.-
En estos últimos 15 años se ha avanzado significativamente en este sentido. Los distintos gobiernos peronistas la han dado una impronta importante a la obra pública, siendo el asfalto y el cordón cuneta las obras emblemas, sacando a Bell Ville del retraso que existía hasta entonces en este tema. En el año 2003, durante el primer mandato de Nelson Ipérico, se creó un novedoso sistema de aporte solidario, modificando la ordenanza tarifaria, en donde los vecinos, a través del pago de la tasa a la propiedad y el impuesto automotor generaran los fondos suficientes, y con destino específico, a la construcción de cordón cuneta y pavimento, para lograr de esta manera llegar a cubrir el 100% de la ciudad. La modificación de la ordenanza tarifaria implicó que un 30% de lo que se recauda en concepto de impuesto municipal al automotor y un 20% de tasa a la propiedad, fuesen destinados a tal fin. Es importante destacar que dicho sistema solidario fue replicado en números ciudades y localidades. La obra de cordón cuneta no solo beneficia al frentista, sino a toda la comunidad, y esto es así dado que redunda en un importante ahorro de gastos en mantenimiento de calles y cunetas, y demás esta en decir en lo que contribuye a mejorar la calidad de vida de los vecinos, especialmente en los días de lluvia, donde las familias enteras no se ven perjudicadas en sus que haceres diarios, como así también los servicios de emergencias y taxis y remises pueden prestarse con total normalidad, solucionando definitivamente los problemas de anegamientos.-
Este sistema novedoso, que lleva 11 años desde su implementación permitió que hasta el momento se construyera 405 cuadras de pavimento y 357 cuadras de cordón cuneta solamente (algunas ya pavimentadas), de las cuales 280 cuadras de asfalto y 120 de cordón cuneta fueron ejecutadas durante las 2 primeras gestiones de Ipérico, y con una fuerte impronta, 225 cuadras de cordón cuneta y 105 de pavimento fueron ejecutadas durante la gestión de Carmen Ceballos de Carbonetti. En esta última gestión, tan solo se llevan ejecutadas hasta el momento 20 cuadras de pavimento y 12 de cordón cuneta, cuyos proyectos ejecutivos, ordenanzas y financiamiento provienen de la gestión anterior, desacelerando el ritmo de esta obra pública, cuando se tenía un ritmo de 45 cuadras por año.
Hoy las finanzas municipales, y teniendo en cuenta el presupuesta ejecutado hasta el 30/06/2014 y los recursos específicos disponibles en las distintas cuentas bancarias, garantizarían la construcción de las 120 cuadras de cordón cuneta que restan para poder así llegar al 100% en Bell Ville. De los $ 20 millones que aproximadamente existen entre plazos fijos y depositados en cuentas a la vista, $ 10 millones deberían ser aplicados en forma expresa, inequívoca, exacta y obligatoria a la construcción de cordón cuneta y/o pavimento, o sea al fin específico por lo cual fue modificada la ordenanza tarifaria y por el cual la gestión anterior dejó los recursos disponibles. Cualquier destino distinto, se necesitaría modificarlo mediante ordenanza, modificando en la ordenanza tarifaria los recursos que se destinan para tal fin. Pero ojo, solamente lo recaudado para adelante se le podría modificar el destino y no hacia atrás. La construcción de las 120 cuadras restantes tendría un costo aproximadamente de $ 8,7 millones, a un precio de $ 73 mil por cuadra aproximadamente, por lo que los $ 10 millones alcanzaría con creces (los $ 73 mil por cuadra es el costo que está teniendo la municipalidad de San Marco Sud para la construcción de una cuadra de cordón cuneta con sus respectivas 2 bocas calles).-
Es por ello que, previo a modificarse el destino de algunas partidas presupuestarias, invito al señor intendente, y le propongo que le cumplamos el sueño a nuestros vecinos, que seamos una de esas pocas ciudades en tener el 100% de cordón cuenta, que de esta manera habremos asegurado una ciudad plenamente saneada y con sus desagües pluviales en funcionamiento, con calles niveladas, y que sobre todas las cosas, y con esta crisis económica de la cual los belvillenses no estamos exentos, afrontar esta obra pública generaría puestos de trabajo en forma directa e indirecta. Directa con la obra propiamente dicha, e indirecta con el mejoramiento que hacen los vecinos de sus frentes una vez que la obra se realiza. Que si mantenemos el ritmo actual necesitaremos 30 años para concretarlo lo que es inentendible cuando los recursos están disponibles, y que día a día se deterioran con motivo de la inflación. Los vecinos, a los que siempre les exigimos el pago de sus impuestos y tasas se verían plenamente reconfortados.-
No esperemos las próximas elecciones.-
SIN VISION, DECISION Y CORAJE NO SE AFRONTA EL FUTURO.-
Gabriel Minigutti
26.816.345

Posted in La gente dice - Carta de lectores, Opinión0 Comments

Vale la pena la lucha

Luego de múltiples reclamos por la falta de gestión en políticas de salud en el Hospital de nuestra ciudad por parte de la Multisectorial en Defensa de la Salud y el Hospital de Bell Ville, ayer se hizo presente, sin avisar a la prensa, el Ministro de Salud de la Provincia, Francisco José Fortuna, quien, de acuerdo a lo que se pudo conocer, mantuvo una reunión con el Director Guillermo Tomas.
Una vez más la prensa sigue sin poder tener acceso a la máxima autoridad que tiene a cargo la salud en la Provincia.
De acuerdo al dicho popular que reza “el que calla otorga”, dejando librado a la interpretación que uno crea conveniente, es que consideramos, (esperando sea así), que ha venido a acelerar los trámites de la puesta en funcionamiento del tomógrafo, equipo de rayos, entre otros, por lo que sentimos y aseguramos que “vale la pena la lucha”

Posted in La gente dice - Carta de lectores, Opinión0 Comments

Ocultar el problema no lo resuelve (Por Alberto Medina Méndez )

Carta de lectores
“La eterna mirada de corto plazo, las interminables urgencias electorales y la imperiosa necesidad de sostener poder, vienen empujando a los gobiernos y a la política a disfrazar la realidad para no quedar exageradamente expuestos. Apelan con convicción a deformar las cifras, implementar normas y confundir a toda la sociedad para lograr sus objetivos.
Muchos dirigentes políticos piensan que su tarea consiste en esconder problemas, justamente porque estos pueden ser ocultados indefinidamente. Siguen apostando a la dinámica que les propone esa vieja estrategia que dice que lo que no se puede visualizar, no existe.
El recurso más común, aunque no el único, reside en manipular las estadísticas. El objetivo central es que “el termómetro” no alerte sobre la presencia de la fiebre, o si lo hace, que parezca algo de escasa gravedad.
La leyenda dice que si las cifras no convalidan un suceso, este mágicamente desaparece convirtiéndose entonces en un tema absolutamente subjetivo, opinable, de meras percepciones y sensaciones.
Es imposible dar batalla a los asuntos que preocupan si antes no se sabe su magnitud aproximada y si no se alcanza previamente un diagnóstico afinado que permita saber como enfrentarlo con cierta chance de éxito.
Algunos gobernantes han decidido deliberadamente silenciar las dificultades, ponerlas bajo la alfombra y que no se hagan evidentes. No es que no sepan que la mentira tiene patas cortas y que tarde o temprano la verdad saldrá a la luz, sin que exista modo alguno que evite su visibilidad.
Lo que sucede es que ellos apuestan decididamente al corto plazo. Trabajan para que el obstáculo no los afecte electoralmente en el turno que se acerca. El subsiguiente está demasiado lejos. Más adelante decidirán ocuparse de él o simplemente volver a disimularlo hasta mejor oportunidad.
No es que los políticos realmente crean que el conflicto dejará de estar presente por su simple capricho. Saben que eso no ocurrirá. Para ellos sólo se trata de superar la coyuntura, de patear el inconveniente hacia adelante y no precisamente de invertir energías en solucionarlo.
En general son asuntos complejos, cuya resolución lleva mucho tiempo. Por eso no hacen esfuerzo alguno en solucionar la cuestión de fondo, porque su eventual éxito no podrán capitalizarlo políticamente.
La lógica de la democracia contemporánea obliga a triunfar en cada turno electoral. Siempre la elección más importante es la que viene. Por eso el político sólo intenta superar la coyuntura, sin pretender resolver el aprieto.
Una parte importante de la responsabilidad tiene que ver con una sociedad que también juega ese juego, que permite que la prioridad electoral sea más trascendente que los escollos que propone la cotidianeidad.
La mayoría de la gente premia con su voto a los que niegan las contrariedades y no a aquellos que deciden exhibirlas. Es por eso que los que ofrecen un mundo color de rosas se ven incentivados a repetir conductas inadecuadas. La sociedad ha caído en la trampa de la “evasión”.
Habrá que asumir que las dificultades están ahí. Una decisión normativa no elimina la pobreza sólo por modificar ciertos parámetros. Tampoco la actitud de no denunciar hace que los niveles de delincuencia disminuyan. La inflación no se reduce porque la lista de productos incluidos en el relevamiento se altere, o porque los algoritmos y ponderaciones se manipulen para minimizar su impacto. Tampoco al impedir que los alumnos tengan puntajes bajos se los convierte en inteligentes o sabios.
Es probable que por ahora triunfe la mezquina modalidad de camuflar problemas. Es posible que los más perversos dirigentes se salgan con la suya durante algún tiempo. Es factible que la gente termine castigando electoralmente a los que les hablan desde la incómoda sinceridad.
Pero no menos cierto es que las sociedades maduran y que, en algún momento, los ciudadanos entenderán que es preferible enfrentar la verdad por dolorosa que sea, a vivir en un mundo irreal plagado de fantasías.
Desde lo estrictamente práctico, lo más relevante pasa por comprender que los tropiezos que no se explicitan, tampoco se atienden. Y que aquellos otros a los que se intenta quitarle relevancia, jamás serán encarados.
Como en la vida misma. Si alguien no identifica un drama, no se ocupará del mismo. Si cree que es insignificante, tampoco merecerá que se le preste demasiada atención. Sólo valdrá la pena ser abordado cuando su existencia obstruya posibilidades futuras o impida seguir adelante con el presente.
Una forma de interrumpir esa inercia es recompensar a los que no eluden la realidad, a los que la describen con crudeza. Son ellos los que podrán diseñar soluciones efectivas, los que se animarán a abordar los asuntos con la seriedad que se merecen. Los otros, los que juegan al ritmo de la democracia electoral, los que se sirven de ella, seguirán funcionando con las crueles reglas de la actualidad, intentando desnaturalizarlo todo, escondiendo las preocupaciones, no porque vivan engañados, sino porque saben que la sociedad los incentivará a recorrer ese camino. Es la gente y no la política la que debe entender que ocultar el problema no lo resuelve”.

Posted in La gente dice - Carta de lectores, Opinión0 Comments

Newsletter

  • Suscribirte a nuestro boletín de noticias en tu correo.



  • Búsqueda personalizada

    GRUPO ESPIGA BELL VILLE – contacto: Sra Irma Langone: 03537- 415129